Desde el mes pasado vengo dando varios talleres gratuitos de porteo (aunque también he realizado alguno de nudos de fular) en diversas asociaciones, centros de crianza, clínicas y centros de salud. El portear a nuestros pequeños tiene múltiples beneficios tanto para ellos como para nosotros

 

Además, el porteo, cumple una necesidad básica de los bebés, su necesidad primordial de estar en contacto con sus principales figuras de apego. Por eso creo que estarás de acuerdo conmigo en que es necesario que esta información llegue a todo el mundo.

 

 

Hoy te voy a hablar de esos beneficios, aunque seguro que si nos ponemos podemos añadir muchos más.

 

Antes quiero recordar la postura fisiológica que deben adoptar los bebés en un buen portabebé, un portabebé ergonómico. Su espalda debe quedar redondeada y sus rodillas deben quedar más altas que el culete. Esta postura facilita un bloqueo cervical que hace que su cabeza siga la curvatura en C de la espalda.

 

 

 

 

Beneficios del porteo

 

Favorece el vínculo afectivo. Estar en contacto frecuente o continuo nos acerca aún más y refuerza el vínculo. Esto es especialmente importante en separaciones durante el parto,  bebés prematuros, depresión postparto o enfermedad del bebé e incluso del adulto.

 

Da seguridad al bebé, que necesita de contacto continuo para sentirse seguro, especialmente en los primeros meses, pero que continua durante los primeros años. De hecho suelen ser bebes más tranquilos y que apenas lloran, ya que tienen todas sus necesidades cubiertas.

 

Permite y favorece la lactancia. El tener a los pequeños sobre nuestro pecho se favorece la producción de leche, y además podemos colocarlos de tal modo que nos permita darlos de mamar mientras les porteamos.

 

Permite una mejor comunicación. Tanto cuando son bebés, ya que tenemos contacto visual y comunicación no verbal, y se les atiende al momento; como cuando son más mayores y podemos hablar con ellos a la misma altura, sin necesidad de alzar la voz para oírnos.

 

Estimulación temprana. Los pequeños ven el mundo a través del portador, cómo es el día a día y se integran de forma natural en la rutina. Es la justa estimulación que necesitan, ni más ni menos.

 

Permite un correcto desarrollo de caderas del bebé, evitando el desarrollo de displasia (dislocación de la articulación de la cadera) o luxación de cadera. La posición menos saludable para las caderas del bebé (especialmente hasta los seis meses) es cuando las piernas se mantienen estiradas, justo lo contrario a la postura fisiológica. El riesgo para las caderas es mayor cuando esta posición se mantiene en el tiempo.

 

Previene la plagiocefalia posicional. Esto es la deformación del cráneo por una presión prolongada en el tiempo y que se corrige poniendo un casco especial al bebé.

 

Calma los cólicos por su efecto de contacto, pues no existe evidencia científica de que los cólicos sean gases o molestias intestinales. Se trata más bien de la necesidad de contacto.

 

Ofrece libertad de movimientos al portador para realizar tareas cotidianas en casa, salir a la compra, dar un paseo, en el metro, etc. También nos facilita el ir a nuestro paso cuando tenemos prisa, en el caso de niños que ya andan, por ejemplo.

 

Refuerza una higiene postural del portador. Reduce e incluso mejora los problemas de espalda, ya que nos ayuda a fortalecer la musculatura y aumentar la flexibilidad. Un portabebé ergonómico reparte adecuadamente el peso y nos hace  adoptar una postura correcta.

 

Aumenta nuestra autoestima y disminuye la incidencia de depresión postparto. Vemos que el bebé está bien, que apenas llora y está feliz, y eso nos hace sentir bien, reforzando nuestra valía como padres, especialmente en los primeros meses cuando todavía  nos estamos adaptando a la nueva situación.

 

 

Además de la postura fisiológica es importante tener en cuenta otros aspectos a la hora de portear a bebés y niños.

 

 

¿Qué aspectos crees que debemos tener en cuenta a la hora de portear?

 

 

Si la información te ha resultado útil te invito a seguirme en facebook y a darte de alta en el boletín.

 

Si tienes alguna duda puedes escribirme a info@soniandoduendes.com. Si lo que necesitas es una asesoría, ya sea online o a domicilio puedes ponerte en contacto conmigo en ese mismo mail.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Contenido Protegido

Comparte en tu redes sociales

0

Tu carrito