Si me sigues de cerca sabrás que me encuentro en la recta final de mi embarazo. Ya tenemos todo más o menos organizado. Y si no fuese por este calor mortal estaría mucho mejor.

 

Quiero contarte lo que llevaré en la bolsa para el hospital por si te sirve. Eso si, decirte que a pesar de estar en mi lista, no todo lo considero imprescindible. Así que te cuento qué llevo y mis motivos para ello.

 

 

Plan de parto

 

Esto si lo considero imprescindible, a pesar de haber elegido un hospital lo más respetuoso con el parto fisiológico. En su momento ya envié mediante carta certificada varias copias al hospital. Pero no está de más ir con el plan de parto bajo el brazo (esto el papá, que por otro lado se lo sabe enterito, por si hace falta recordarles algo).

 

 

Algo ligero de comida

 

Zumo, yogur, caldo… Por si me apetece tomar algo ligero durante el trabajo de parto. Una botellita de agua tampoco es mala idea, para tenerla a mano si tengo sed. O unos bombones, para quedarme más tranquila si por lo que sea no siento a mi pequeña durante un tiempo. Mi intención es no necesitar esto en el hospital.

 

 

Manta eléctrica

 

Lo mejor para aliviar las posibles molestias de las contracciones es un baño con agua calentita, cosa que haré en mi casa. Pero si tengo molestias en la zona de los riñones, como con mi hija mayor, puede serme útil. Al igual que con la comida, espero no necesitarlo en el hospital, porque procuraré pasar el máximo tiempo posible más cómodamente en mi casa.

 

 

Abanico y música relajante

 

Como he dicho antes, tampoco esto creo que sea algo que necesite en el hospital. Lo mejor es pasar en casa cómodamente y en intimidad la mayor parte del trabajo de parto y acudir al hospital cuando las contracciones sean ya más seguidas y regulares.

 

 

Kanga o paño africano.

 

Se trata de un portabebé de algodón de origen africano. Esta ha sido mi elección para llevar al hospital, ya que mi intención allí más que portear a mi pequeña es hacer Cuidados Madre Canguro, la mejor forma de ofrecerle lo que necesita en sus primeras horas de vida. También podríamos hacer piel con piel sin nada más.

 

 

Camisón y bodys

 

Para mí y para mi niña respectivamente. Como he dicho haremos piel con piel, por lo que quizás no hagamos mucho uso de ellos. Pero para cuando nos marchemos un body para mi pequeña si será necesario.

 

 

Bragas desechables

 

Considero que es algo con lo que estaré más cómoda, más que nada como sujeción de las compresas postparto.

 

 

Chanclas y toalla

 

Unas zapatillas cómodas para caminar si creo que hacen falta. Luego me gusta llevar mi propia toalla para darme una ducha. Aunque esto último no corre prisa, sobre todo de cintura para arriba, para que mi pequeña pueda oler totalmente a mamá en sus primeras horas.

 

 

Sujetador de lactancia

 

Al hacer piel con piel no es necesario, pero como tengo el pecho grande lo llevaré por si en algún momento estoy más cómoda con él puesto.

 

 

Sacaleches

 

Confío en que no me haga falta, y si fuese así pediría uno en el hospital. Me gusta ser previsora.

 

 

Como ves no todo es necesario. Y lo que llevo lo hago según mis necesidades y las de mi pequeña. Lo más importante es llegar al parto tranquilas, confiando en nosotras y en nuestro bebé.

 

 

Cuéntame, ¿crees que sobra o falta algo?

 

 

Si la información te ha resultado útil te invito a seguirme en facebook y a darte de alta en el boletín. Si buscas un portabebé lo puedes encontrar en la tienda.

 

Si tienes alguna duda puedes escribirme a info@soniandoduendes.com. Si lo que necesitas es una asesoría, ya sea online o a domicilio puedes ponerte en contacto conmigo en ese mismo mail.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Contenido Protegido

Comparte en tu redes sociales

0

Tu carrito