D-MER, reflejo de eyección de la leche disfórico, es una disforia abrupta o sentimientos negativos, que pueden sufrir las madres lactantes. Tiene lugar justo antes de la liberación de la leche y puede durar unos minutos (2 minutos aproximadamente, dependiendo de cada mujer y la gravedad).

 

 

Mecanismo

 

Cuando el bebé succiona el pecho se produce la liberación de las hormonas oxitocina y prolactina. La prolactina es necesaria para que se producta la eyección de la leche, pero para que el nivel de la prolactina suba es necesario que bajen los niveles de dopamina. Esto ocurre de forma normal en todas las mujeres lactantes para que se produzca la subida de la leche.

 

Pero en una mujer con D-MER se produce un descenso anormal en la dopamina, produciendo entonces sentimientos negativos, ya que la dopamina está relacionada con el estado de ánimo y el placer, hasta que se restablecen los niveles de dopamina.

 

 

El D-MER es un cúmulo de sentimientos negativos que aparece al dar el pecho o entre las tomas, ya que se produce con el reflejo de eyección y no necesariamente ocurre sólo al amamantar sino por reflejo condicionado (sentimos la subida de la leche) al pensar en nuestro bebé, oírle llorar, estimular el pecho, etc.

 

Una mujer puede sufrir D-MER tanto con su primer hijo como habiendo tenido lactancias placenteras con anterioridad. Aunque algunas mamás sienten mejoría según va creciendo su hijo, no siempre es así.

 

Sentimientos como angustia, desesperanza, nerviosismo, tristeza, inutilidad, desesperanza, ansiedad, irritabilidad, pánico, hostilidad, ira o agresividad, pueden ser padecidos en menor o mayor medida, dependiendo del nivel de D-MER que sufra la madre con reflejo de eyección de la leche disfórico. Existen tres niveles de D-MER, suave, moderado y grave.

 

 

El D-MER no es

 

El D-MER no es un estado psicológico, el D-MER es un estado fisiológico, es  hormonal y químico.

 

El D-MER no es depresión postparto. La mujer sólo tiene esos sentimientos negativos en el momento en que se produce el reflejo de eyección, pero el resto del tiempo se siente feliz.

 

El D-MER no es agitación del amamantamiento. Podéis leer sobre la agitación aquí.

 

 

El reflejo de eyección disfórico de la leche no es algo muy conocido, no todas las madres han oído hablar de ello (ni todos los profesionales). Por eso las madres que lo sufren, sobre todo si desconocen qué les está ocurriendo, suelen sentirse culpables por tener esos sentimientos, desconcertadas y decepcionadas con la idea idílica que tenían de lo que suponía  amamantar a sus hijos, temerosas de la siguiente toma, y en definitiva se sienten solas y perdidas.

 

¿Por qué me siento tan mal por momentos, si yo deseo amamantar a mi pequeño y lo quiero con locura?

 

Por eso es bueno informar a las madres sobre esta disforia abrupta, para que le puedan poner nombre a lo que les sucede, que conozcan qué lo produce, para que sepan que lo que sienten no es algo que puedan controlar (como he dicho antes, es fisiológico) y que no están solas ya que sucede más a menudo de lo que creemos.

 

De hecho, con mucha frecuencia el D-MER no ha sido reconocido, ya que la madre no lo ha asociado a las bajadas de la leche y muy habitualmente se ha confundido con una depresión postparto.

 

Es importante que las madres puedan hablar de ello y pidan ayuda para tratar de solventar o paliar esos sentimientos tan intensos y negativos, que pueden enturbiar su lactancia.

 

En ocasiones sólo con el hecho de saber qué les sucede algunas madres pueden sobrellevar el D-MER. Dependiendo del nivel de D-MER que sufran pueden encontrar ayuda en tratamientos naturales o en un el cambio de costumbres; mientras que las madres que sufren un nivel más grave pueden intentar encontrar con ayuda médica una medicación que les vaya bien para incrementar sus niveles de dopamina.

 

Por desgracia, si no sabemos lo que nos sucede, si no tenemos ayuda ni apoyo, si pensamos que somos un bicho raro o simplemente tenemos sentimientos tan desagradables, es normal verse sobrepasada y decidir un destete. Por eso insisto siempre en la difusión de información contrastada y en compartir siempre lo que nos sucede, que no nos de miedo hablar de lo que nos pasa, porque comprobaremos que no estamos solas.

 

 

¿Has tenido este tipo se sentimientos en vuestra lactancia?

 

 

 

Enlaces de referencia

https://www.d-mer.org/

https://www.breastfeeding.asn.au/bfinfo/dysphoric-milk-ejection-reflex-d-mer

http://www.internationalbreastfeedingjournal.com/content/6/1/6

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Contenido Protegido

Comparte en tu redes sociales

0

Tu carrito