La mochila Emeibaby es la única mochila que se adapta al crecimiento del bebé / niño, desde recién nacido hasta los 15 kilos o más. Está confeccionada con tela de fular y con un par de anillas de aluminio (como las que se utilizan para confeccionar las bandoleras), consiguiendo con estas dos particularidades que la tela se adapte al cuerpo del bebé / niño punto por punto, y que vaya creciendo al mismo tiempo que el pequeño.

 

Las mochilas suelen ser las preferidas de los papás, lo cual no quita que a las mamás también nos gusten. Son fáciles y rápidas de poner y quitar, ya que no exige de ningún aprendizaje exhaustivo. Aunque la Emeibaby hay que saber ajustarla, cosa que no requiere demasiada dificultad. De no hacerlo podríamos portear sin proponérnoslo de forma no ergonómica.

 

Para portear a un bebé  delante con la mochila Emeibaby (al igual que con cualquier otro portabebé ergonómico) es importante respetar la postura fisiológica del bebé, la espalda debe quedar redondeada y las rodillas más altas que el culo, en línea con los hombros.

 

En el vídeo que comparto más abajo explico cómo portear a un bebé pequeñito. Cuando el bebé va creciendo el cinturón ya no lo llevaremos bajo el pecho sino que lo iremos bajando, según va creciendo el pequeño, hasta llevarlo a la altura de las caderas con niños grandes. Insisto en que cuando ya nos tapan la visibilidad delante es hora de pasarlos a la espalda (o a la cadera, pero en este caso la Emei no lo permite).

 

Una vez que realizamos el ajuste quedará preparado para las siguientes veces que porteemos a nuestros pequeño (o no tan pequeño). En todo caso quizás sólo haga falta, especialmente si ha dado un estirón, hacer un pequeño ajuste.

 

Todo los portabebés permiten amamantar a nuestros hijos mientras porteamos, pero una de las cosas que me gustan de la Emeibaby es su facilidad para amamantar sin desajustar la tela de las anillas. Para ello hay que tener cerradas al máximo las tiras que quedan a ambos lados de la cabeza del bebé. Solamente con aflojar, el bebé baja lo suficiente para quedar a la altura del pecho.

 

Por otro lado recomiendo atención si somos primerizos al hecho de amamantar en portabebé, ya que es muy importante que la cabecita la tenga libre para poder soltarse del pecho cuando lo necesite. Con la práctica de ambos con el tiempo será algo que ya no tengamos tan en cuenta.

 

Te puede interesar leer Amamantar en portabebé

 

 

Comparto el vídeo que he realizado para mostrar cómo llevar a un bebé pequeñito en la Emeibaby delante.

 


 

 

Si la información te ha resultado útil te invito a seguirme en facebook y a darte de alta en el boletín. Si buscas un portabebé lo puedes encontrar en la tienda.

 

Si tienes alguna duda puedes escribirme a info@soniandoduendes.com. Si lo que necesitas es una asesoría, ya sea online o a domicilio puedes ponerte en contacto conmigo en ese mismo mail.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Contenido Protegido

Comparte en tu redes sociales

0

Tu carrito