Conocer cada etapa del desarrollo de nuestros hijos, además de sus ritmos, nos ayuda a comprender cada proceso en el que se hayan, sus necesidades y sus demandas, totalmente legítimas. Ser conscientes como padres de los hitos del desarrollo de nuestros pequeños nos mantiene conectados con ellos.

 

Si conocemos cual es el desarrollo normal del niño sano lo normal es que no tratemos de adelantarnos a sus ritmos pidiéndoles más de lo que están preparados. Esto también nos hace  darnos cuenta cuando algo puede que no esté dentro de los parámetros “normales” del desarrollo.

 

Hablar de cada cambio que experimentan los bebés desde que nacen hasta que “finaliza” su primera infancia, sería muy extenso para hacerlo ahora en un artículo. Además el desarrollo de los niños sucede a varios niveles, fisiológico, motor, emocional, social…

 

 

Aspectos más destacados en el desarrollo de nuestros hijos

 

 

El sueño

 

El sueño es un proceso evolutivo, y por tanto el sueño de los bebés y niños no será similar al del adulto hasta los 5 ó 6 años. Los despertares nocturnos son frecuentes. No sólo se despiertan para mamar.

 

Los primeros meses se despiertan porque todavía no tienen establecido el ritmo circadiano (diferenciación entre día y noche), o simplemente se despiertan para confirmar que no están solos a modo de supervivencia.

 

Si quieres leer un poco más acerca del sueño infantil te recomiendo el artículo que escribí sobre Maduración del sueño del bebé.

 

Los bebés nos necesitan día y noche. Si te interesa cómo hacerlo más fácil, puedes leer aquí sobre colecho seguro.

 

Y si necesitas que te asesore sobre Sueño Infantil aquí te cuento más acerca de los servicios que ofrezco.

 

 

El inicio de la alimentación complementaria

 

La OMS recomienda que el bebé sea alimentado exclusivamente con lactancia materna hasta los seis meses, momento en el que se complementará con otros alimentos, continuando con lactancia materna hasta los dos años y luego hasta que madre e hijo quieran.

 

Para que nuestro bebé esté preparado para comenzar a comer otras cosas además de leche, antes tienen que haber sucedido algunos hitos en su desarrollo, como la pérdida del reflejo de extrusión (para que no eche la comida fuera), algunos avances en su desarrollo psicomotor hasta llegar a mantenerse sentado solo y más tarde ser capaz de hacer pinza con sus dedos pulgar e índice.

 

Puede serte de interés el artículo que escribí sobre Baby led weaning y Estimulación.

 

Si tu bebé está en edad de iniciar la alimentación complementaria puede que te interese el vídeo-taller de una hora de duración donde te hablo sobre baby led weaning. Otra manera de hacerlo a la habitual, sin papillas, sencilla, amena y estimulante.

 

Y si necesitas que te asesore de forma personalizada sobre Baby led weaning aquí te cuento más acerca de los servicios que ofrezco.

 

 

La angustia de la separación

 

Alrededor de los ocho meses, mas o menos, que es cuando el bebé ya puede haber empezado a desplazarse gateando, este comienza a darse cuenta de que es un ser diferente a su madre. Protesta cuando mamá o papá (sobre todo mamá) se va.

 

Esto puede durar aproximadamente hasta los tres años. Al principio hay una etapa en la que si mamá no está presente no existe. Luego se van dando cuenta de que mamá a veces se va pero siempre vuelve. Esta conducta es normal en su desarrollo y demuestra que hay un vínculo sano con sus cuidadores principales.

 

 

Empezar a caminar solo

 

Antes tiene que haber atravesado otras etapas en su desarrollo psicomotor, sentarse solo, desplazarse gateando, ser capaz de ponerse de pie agarrado a algo estable y por último caminar. El rango de edad en el que un bebé comienza a andar sin ayuda puede ir desde los nueve hasta los dieciocho meses, dependiendo del ritmo del bebé.

 

No tiene nada que ver que anden con 18 meses para creer que pueda ser más patoso o menos inteligente (alguna vez me lo ha llegado a decir alguna mamá). Simplemente que no tienen tanta prisa como podamos tenerla nosotros.

 

 

Comunicación oral

 

Con tres meses ya hacen gorjeos para llamar nuestra atención. Antes del año pueden decir alguna palabra y alrededor de los dos años ya conocen muchas palabras y las van uniendo para comunicarse.

 

Como comentaba antes, el que comiencen a hablar antes o después, siempre que esté dentro de la normalidad, no es indicativo de un retraso. Digo esto porque las inseguridades de los padres, nuestra propia autoestima, nos puede jugar malas pasadas para con nuestros hijos.

 

 

Te puede interesar el artículo que escribí sobre Hitos del Desarrollo y Estimulación.

 

Si necesitas que te asesore sobre Desarrollo y Estimulación aquí te cuento más acerca de los servicios que ofrezco.

 

 

Control de esfínteres

 

El control de esfínteres es igualmente un proceso madurativo que nuestros hijos dominarán cuando estén preparados tanto fisiológica como psicológicamente. El forzarles a dejar el pañal antes de tiempo es contraproducente.

 

Hasta los cuatro-cinco años no se considera que haya ningún problema, es decir, antes de esa edad un niño no tiene por qué tener un control de esfínteres sólo porque el sistema educativo lo diga.

 

Si quieres leer más acerca del control de esfínteres aquí puede leer todos los artículos que he escrito sobre este tema.

 

Si lo que necesitas es asesoramiento personalizado aquí te cuento más acerca de los servicios que ofrezco.

 

 

Por supuesto podría detenerme en cada momento evolutivo con más detalle, pero eso daría para mucho. E incluso podría comentar otros muchos momentos importantes como el juego simbólico que sucede alrededor de los dos años o el comienzo del pensamiento abstracto que sucede a partir de los cinco años.

 

 

Pero no quiero terminar sin comentar dos etapas amplias:

 

– La etapa oral, que corresponde desde el nacimiento hasta los tres años. Los bebés hasta los tres años conocen el mundo y sienten placer a través de la boca, con todo lo que esto conlleva. Es además también la etapa de la emoción, todo lo experimentan a través de la emoción, no son capaces de racionalizar lo que sucede.

 

– La etapa genital, que corresponde de los 3 a los 7 años. Comienza un interés por sus propios genitales y por los de los demás. Su capacidad de comunicación es cada más mayor, al mismo tiempo que comienza su capacidad de razonamiento, y por tanto comienzan los mecanismo de defensa.

 

 

¿Te preocupa que tu bebé esté adecuadamente estimulado?

 

 

Si la información te ha resultado útil te invito a seguirme en facebook y a darte de alta en el boletín.

 

Si tienes alguna duda puedes escribirme a info@soniandoduendes.com. Si lo que necesitas es una asesoría, ya sea online o a domicilio puedes ponerte en contacto conmigo en ese mismo mail.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Contenido Protegido

Comparte en tu redes sociales

0

Tu carrito