Este post lo iba a haber publicado hace dos semanas, pero me surgieron otros temas. Ahora aprovecho para hacerlo en la Semana Mundial de la Lactancia Materna, que se celebra del 1 al 7 de agosto. Este año con el lema: “Apoyo a las madres que amamantan. Cercano, continuo y oportuno”.

 

 

Hace unas semanas una mamá me consultaba sobre su próxima reincorporación al mundo laboral tras la baja por maternidad. Su deseo es poder continuar con la lactancia materna. Y aunque todavía le quedan tres meses para empezar ya está dándole vueltas a la cabeza, sobre lo duro que será y cómo se las apañará.

 

Es algo muy común que las madres nos adelantemos a los hechos. Y suframos por cosas por las que aún quedan meses para que lleguen y por las que muchas veces luego resultan más fáciles de lo que pensamos. Me refiero al caso de cómo llevar la lactancia trabajando, no al hecho de tener que dejar a tu hijo para irte a trabajar, porque sin duda esto es algo que nos duele incluso físicamente.

 

Procura no adelantar los hechos y disfrutar de todo ese tiempo que te queda por estar las 24 horas juntos.

 

 

Esta mamá en cuestión se reincorporará cuando su bebé tenga seis meses. Lo ideal es, como ha hecho ella, intentar alargar el máximo tiempo posible ese periodo juntos, aunque por desgracia no siempre es posible.

 

Antes de continuar con las dudas que solemos tener las madres quiero remarcar un par de cosas: Primero, que el pecho es sabio y siempre se adapta a la nueva situación. Y segundo, que si una madre necesita apoyo para continuar la lactancia tras la baja por maternidad, es deber de la sociedad ayudarla y apoyarla, porque sí se puede. Y ahora sí, estas son las dudas más frecuenten en estos casos:

 

 

¿Podré seguir dando el pecho?

 

Por supuesto que dar el pecho trabajando es posible, y lo confirma el hecho de que son muchas las madres que con estas mismas dudas, antes de comenzar a trabajar, luego continúan con la lactancia sin problema y en ocasiones durante años. Además será algo que madre y bebé agradecerán, ya que después de esas horas separados qué mejor reencuentro que fusionarse en un abrazo-teta durante un rato.

 

Seguramente tu bebé, una vez que llegues a casa, no quiera separarse de ti. Es la manera de recuperar el tiempo perdido. En este caso un portabebé es de gran ayuda si necesitas realizar alguna tarea.

 

 

¿Me quedaré sin leche al no poder dar el pecho durante tantas horas?

 

La producción de leche va en función de las tomas o extracciones que se realicen.

 

Si quieres seguir dándole el pecho y que tome tu leche en tu ausencia, puedes extraerte la leche el día antes, por ejemplo en el trabajo. Lo que está claro es que si quieres que la producción no disminuya tienes que hacer varias extracciones, entre otras cosas para aliviarte el pecho para que no se produzca una ingurgitación al no tener al bebé para que “vacíe” el pecho.

 

Si la leche la vas a guardar para dársela al bebé al día siguiente sería conveniente extraerte leche cada tres horas y por supuesto tener una neverita o bolsa refrigeradora para ir guardándola allí hasta llegar a casa.

 

En el caso de que se vaya a desechar sólo te sacarías leche para aliviar el pecho.

 

 

Apenas me saco nada con el sacaleches, ¿qué hago entonces?

 

Por otro lado sucede de manera muy habitual que con el sacaleches a muchas madres apenas les salga leche. Para solucionar esto puedes hacer lo siguiente:

 

– Pensar en el bebé mientras realizas la extracción o tener algo que te recuerde su olor.

 

– Realizar la extracción manual. Una vez que se aprende es mucho más cómoda y sencilla.

 

– Aplicar un poco de calor y masajear el pecho antes de proceder a extraerte leche.

 

–  Sacarse leche mientras el bebé mama. Esto lo puedes hacer si prefieres realizar las extracciones en casa, para tener alguna reserva, por ejemplo. Aunque no es necesario hacerte con una gran reservar, ya que muchas veces no se llega a utilizar. Se va guardando y consumiendo de un día para otro.

 

 

¿Y si el bebé rechaza el biberón?

 

Luego está el tema de cómo se va a alimentar al bebé. Es decir, si se le va a dar la leche en el biberón, en vasito o con cuchara. Hay biberones especialmente diseñados para que los bebés no confundan pecho y biberón, como el Calma de Medela, sobre todo cuando son muy pequeñitos.

 

Hay bebés que no quieren tomar nada y esperan, sin ningún problema, a que vuelva mamá para comer. No pasa nada, tomará todo lo que no ha tomado antes.

 

Luego hay bebés que rechazan el biberón (también existe la posibilidad, como comentaba antes, de dárselo en vasito o con cuchara). En este caso es buena idea que pruebe a dárselo otra persona que no se la madre, ya que estando mamá donde esté el original donde va a parar.

 

No es necesario comenzar un mes antes para ver qué tal va la cosa, de verdad que no. Las cosas resultan más fáciles de lo que nos pensamos y el niño no va a pasar hambre en nuestra ausencia.

 

Si el peque va a la guarde esta tiene que cogerte la leche. Así que si te ponen alguna pega hazles saber que están obligados, porque incluso puede que no lo sepan.

 

 

¿Qué cantidad tengo que sacarme?

 

Como hemos visto hay bebés que no querrán nada hasta que mamá vuelva, otros tomarán un poco y otros se tomarán todo. Por lo que es algo que irás viendo esos primeros días.

 

Se recomienda guardar cantidades pequeñas, de esa forma apenas tirarás leche. Si el bebé quiere comer más, siempre podrás sacar más cantidad del congelador y dársela al bebé.

 

 

Te puede interesar este artículo donde hablo sobre Extracción y almacenamiento de la leche materna.

 

 

¿Has seguido dando el pecho una vez que te reincorporaste al trabajo?

¿Se aproxima la fecha y es algo que te preocupa?

 

 

Si la información te ha resultado útil te invito a seguirme en facebook y a darte de alta en el boletín.

 

Si tienes alguna duda puedes escribirme a info@soniandoduendes.com. Si lo que necesitas es una asesoría, ya sea online o a domicilio puedes ponerte en contacto conmigo en ese mismo mail.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Contenido Protegido

Comparte en tu redes sociales

0

Tu carrito