En el artículo de hoy no voy a entrar en la diversidad de los distintos sistemas de pañales de tela que existen, sino es los beneficios de estos en comparación con los desechables, y en los mitos o inconvenientes que se les atribuyen.

 

Llevamos usando pañales de tela dos años y te puedo asegurar que es una de las mejores inversiones que hemos hecho. No sólo económica sino también en cuanto a la salud de nuestra hija.

 

Me da tranquilidad saber que está cómoda y su piel no está constantemente en contacto con químicos. Me gusta verla con esos preciosos y coloridos pañales, y ese culito maravilloso que le hacen. Me siento bien sabiendo que no contribuimos exageradamente a la acumulación de residuos. Y por último, y no menos importante, nos ahorramos un dinero que podemos utilizar para otras muchas cosas.

 

Pero antes de entrar en los beneficios (aunque ya os he dado unas pistas) y los prejuicios que hay en torno a los pañales de tela, creo que es necesario dejar claro que el control de esfínteres es un proceso madurativo, como lo es el caminar.

 

Siempre abogo por el respecto de los ritmos de cada niño, y aquí es importante saber que no  se considera enuresis diurna hasta los 5 años, nocturna hasta los 7 y encopresis hasta los 4. Por tanto, la idea de que un niño tiene que haber dejado el pañal antes de los tres años es sólo una idea impuesta por la sociedad y especialmente por el sistema educativo.

 

 

 

Beneficios de los pañales de tela

 

Económicos

 

No sólo te ahorras una gran cantidad de dinero en pañales sino también en cremas para el culete. Si además se tienen más hijos su amortización y ahorro en todavía mucho mayor.

 

Vosotros mismo podéis calcular cuanto os ahorrarías, nuestros cálculos no bajan de los 1000€ de ahorro.

 

Además existen otras opciones, como la compra de segunda mano, el fabricarlos vosotros mismos, o el adquirir packs más económicos todavía.

 

 

Ecológicos

 

Los pañales desechables consumen una gran cantidad de recursos en su fabricación y generan, tras su uso, una gran cantidad de residuos que se acumulan en vertederos.

 

Un pañal desechable tarda entre 200-500 años en degradarse debido al petróleo y otros de sus componentes. Mientras que uno de tela, además de ser reutilizable, en un año se ha degradado entre el 90-95% de la tela.

 

 

Saludables

 

Los pañales de tela evitan el contacto con químicos (petróleo, dioxinas, tintes, perfumes, plásticos…), son transpirables, reducen la temperatura interior del pañal (entre 3º y 5º) y por tanto reducen la incidencia de dermatitis del pañal.

 

 

Bonitos

 

Son bonitos, coloridos y combinables. Y es que se trata de una prenda de ropa más.

 

 

Cómodos

 

No sólo para los pequeños, que estarán encantados del confort que les proporciona la tela en vez de los plásticos, sino también la comodidad que nos da a nosotros el hecho de no tener que cargar con paquetes de pañales desde el supermercado casi cada semana.

 

 

 

 

Prejuicios en torno a los pañales de tela

 

Muchas veces, aunque estemos interesados en el tema no nos decidimos por la cantidad de prejuicios o ideas erróneas que existen al respecto. También nosotros tuvimos esas dudas. Pero tuvieron más peso los beneficios, y pudimos comprobar que esas objeciones no tenían ningún fundamento. En la práctica todo es mucho más sencillo.

 

 

Los desechables son más fáciles de usar

 

Los pañales de tela se colocan igual que los desechables, no tienen nada que ver los antiguos sistemas de picos.

 

 

Los pañales de tela dan más trabajo

 

Puede parecer esto al principio pero una vez que te organizas te das cuenta de que es una prenda de ropa más, que se lava en la lavadora y que además no hace falta planchar.

 

 

Se puede sufrir escapes

 

Esto ocurre también con los desechables. Pero en este caso tiene fácil solución, añadir más absorbente al pañal.

 

 

Con los pañales de tela están constantemente mojados

 

Aquí hay que tener en cuantas varias cosas.

 

Primero, que aunque en los desechables no se palpe, la humedad está ahí.

 

Segundo, que lo que irrita es el contacto del pis y la caca, por lo que lógicamente hay cambiar el pañal cuanto antes, sea desechables o de tela.

 

Y tercero, que existen sistemas de tela siempre seco si no queremos que estén en contacto directo con la humedad.

 

 

Necesitas más espacio para almacenarlos

 

No más que las cajas de pañales desechables, ya que se guardarían como una prenda de ropa más.

 

Sólo haría falta un cubo para almacenar los pañales sucios que podemos dejar en cualquier rincón del baño, incluso en el interior de la ducha.

 

 

Se incrementan las facturas por luz y agua, y el gasto en detergente

 

Estos gastos se ven incrementados con la llegada del bebé, ya que la frecuencia de lavados es mayor independientemente del uso o no de pañales de tela. Hay que tener en cuenta que estos se lavan junto con el resto de la ropa de los pequeños. Y en todo caso, el gasto añadido sería mínimo en comparación con el gasto total en desechables.

 

 

Tienes que cargar con los pañales sucios fuera de casa

 

Existen unas cómodas bolsas impermeables donde puedes guardar los pañales sucios, evitando olores. Aún así no creo que nadie tire los desechables en lugares donde no encontramos un contenedor cerca tras el cambio, o eso espero.

 

 

Es antihigiénico

 

Yo personalmente no renunciaría a llevar ropa interior de tela sólo porque tenga que lavarla. Ya hemos dejado claro que se lavan en la lavadora.

 

Si lo que te preocupa es el acumular los pañales sucios en un cubo, debes saber que precisamente el pis se degrada en amoniaco y esto actúa como desinfectante, evitando la proliferación de hongos y bacterias.

 

 

Tienes que limpiar las cacas

 

Existen forros desechables biodegradables que se ponen en el pañal y que puedes desechar junto con las deposiciones por el inodoro.

 

 

Es complicado decidirse entre tantos sistemas y marcas

 

¿Acaso eso te echa para atrás cuando tienes que elegir un carrito para tu bebé?

 

Si aún así necesitas ayuda, aquí puedo ayudarte, con un asesoramiento personalizado sobre pañales de tela.

 

 

A la hora de elegir un pañal hay tener en cuenta las necesidades y preferencias de cada familia en concreto. Como asesora de pañales de tela puedo ayudarte a encontrar los sistemas que mejor se adaptan a lo que estás buscando. Para ello tendríamos en cuanta si vuestras preferencias son el uso de materiales naturales, el beneficio ecológico, el precio, la rapidez de secado, etc.

 

 

Como sabes realizo asesorías y talleres. Pero si quieres algo inmediato, tienes un vídeo, de una hora de duración, donde te cuento todo lo que necesitas saber sobre los pañales de tela.

 

Si la información te ha resultado útil te invito a seguirme en facebook y a darte de alta en el boletín.

 

Si tienes alguna duda puedes escribirme a info@soniandoduendes.com. Si lo que necesitas es una asesoría, ya sea online o a domicilio puedes ponerte en contacto conmigo en ese mismo mail.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Contenido Protegido

Comparte en tu redes sociales

0

Tu carrito