Hay gente que
piensa que no es necesario promocionar la lactancia materna, que con toda la
información que existe y los medios para obtenerla quien no está informado es
porque no quiere. Pero por desgracia también hay mucha desinformación,
información errónea, información con intereses económicos y muchos prejuicios y
mitos. Además de la necesidad de apoyo y contención que tenemos las mujeres
especialmente en el puerperio.
Por otro lado, también
hay quien opina que la promoción de la lactancia materna puede hacer sentir
culpable a las madres que no han podido o no han querido dar el pecho. Pero de
eso se trata precisamente, de dar información veraz y apoyo real sobre la
lactancia materna para que las madres que quieran dar el pecho puedan hacerlo y
las que decidan no hacerlo lo hagan con toda la información en la mano.
Si quienes están
en contacto con las madres, los profesionales de la salud, no están bien
formados sobre lactancia o sólo les interesa llevarse un dinerito de parte de
las grandes empresas de leche artificial, las madres que por el motivo que sea
no estén bien informadas o necesiten ayuda y apoyo para tener una lactancia
exitosa, no conseguirán sacar adelante su lactancia. Esto es algo que ocurre,
por desgracia, con bastante frecuencia, por un motivo u otro. Y no es algo que
haya que tomarse a la ligera.
He escrito mucho
sobre lactancia materna en estos casi tres años que llevo con el blog, pero lo
vuelvo a repetir. La lactancia materna
es lo normal, lo natural y para lo que estamos diseñados madres e hijos
. No
se trata sólo de difundir los beneficios de la lactancia materna, que son
infinitos; o de afirmar que es lo mejor, porque ya sabemos que lo es. Se trata
de conocer los riesgos de la lactancia artificial, porque la la LA tiene riesgos, tiene efectos
secundarios.
La lactancia
artificial comenzó como un “medicamento” para aquellos niños que por el motivo
que fuese no podían ser amamantados, y sin realizar un estudio previo y con el
único fin de enriquecerse, las empresas lacteas se han dedicado desde entonces,
y lo han hecho muy bien, a tratar de engañar y vender una leche artificial como
lo mejor para la alimentación de nuestros hijos, incluso pretendiendo
equipararla a la lactancia materna.
¿Y todo esto a
qué viene?
Más del 60% de
los miembros del Comité de Lactancia de la Asociación Española
de Pediatría han dimitido
debido a este anuncio:
  
La AEPED ha permitido que se publique esta
publicidad engañosa por parte de Nestlé, quien no sólo miente al afirmar que la
leche artificial es igual a la lactancia materna, sino que además banaliza la
cesárea. Por desgracia Nestlé ya nos tiene acostumbrados a este tipo de
estrategias engañosas con el único fin de incrementar sus ganancias. Otra cosa
es, y muy grave, que sea respaldada por la AEPED. Además este tipo de
publicidad viola el Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de Leche Materna.

Sólo me queda
deciros lo indignante y vergonzoso que resulta todo esto.
En
contraposición a la reciente y desafortunada actuación de la AEPED (por supuesto me
refiero a los que han permitido la publicación de este anuncio, no a los que han
dimitido, dejando claro su total rechazo y desvinculándose de lo ocurrido) aquí
 podéis ver las recomendaciones sobre lactancia materna del Comité de Lactancia
Materna de la
Asociación Española de Pediatría, donde habla un poco de los
riesgos de la lactancia artificial. Y si queréis profundizar más sobre los
riesgos de la LA,
SINA hace aquí un buen resumen.
En este artículo
os hablo de los mitos de la lactancia materna.

Y por último
comparto el enlace de donde nos llegó la noticia.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Contenido Protegido

Comparte en tu redes sociales

0

Tu carrito