En
cualquier ámbito de la vida soy yo quien, respetándome a mi misma, velo porque
los demás también me respeten. Nadie tiene derecho a faltarme al respeto, a
violentar mi espacio vital, a negar mis necesidades, a decidir por mí, o a
hacer con mi cuerpo nada que yo no quiera. Soy responsable de mi vida y nadie
tiene por qué tomar las riendas por mi, a menos que yo lo haya decidido así y
sabiendo las consecuencias. Extrapolando esto al ámbito de la maternidad, y más
concretamente en el ámbito sanitario, parece que se nos olvida quien es la
persona que decide en última instancia. Todavía hay quien se cree que está por
encima de la mujer o del bebé.
De ahí el
título de este post. Cuando mis derechos son vulnerados tengo el derecho y el
deber de reclamar. Cuando tus derechos o
los derechos de tus hijos son vulnerados, tienes derecho a reclamar
.
Por eso
insisto, hay que informarse. La
información nos hace libres y nos da poder
. La libertad y el poder de decidir. Por desgracia, existen
profesionales (no todos ni mucho menos) que por haberlo hecho siempre de una
determinada manera, por no actualizarse o estar al tanto de los últimos
estudios, por miedo, porque es lo que les han enseñado a hacer, o simplemente
por ser unos prepotentes en vez de mostrar humildad ante momentos naturales,
maravillosos e increíbles como son el embarazo, el parto, la lactancia o la
necesidad de sostén de un recién nacido, nunca se permiten hacerlo diferente y
por tanto tampoco nunca tienen la oportunidad de ver el resultado. Tú estás preparada para gestar a tu bebé, para
parir, para amamantar y para cuidar de tu pequeño
y darle todo lo que
necesita. Y tu bebé está preparado para
nacer y para demandar lo único que necesita
, estar cerca de ti, donde tiene
calor, alimento y contención.
Tú decides
con la información en la mano:
Las pruebas durante el embarazo no son
obligatorias
. No se trata de que dejes de lado todas las pruebas, sino
conocer su función y saber si son necesarias, si hay otras opciones más
respetuosas o menos invasivas, o son prescindibles en tu caso particular. Se
trata en última instancia de saber qué prueba te estas realizado y cual es su
finalidad. No somos una historia clínica, somos personas.
Tú decides como parir. Incluso en un
embarazo considerado de riesgo la última palabra la tienes tú, por supuesto
siempre con la información en la mano.
Tú y tu hijo tenéis derecho a permanecer
juntos desde el momento del nacimiento
, a no ser por una urgencia grave
tuya o de tu pequeño. Que un bebé nazca
prematuro no quiere decir que tenga que ser separado de su madre.
Si un
bebé a término necesita a su madre, para un bebé prematuro es primordial el
contacto materno, es su hábitat y es donde es capaz de regular sus constantes
vitales.
Tú y tu hijo sois quienes decidís hasta
cuando dura vuestra lactancia
.
Tu hijo es quien sabe lo que necesita,
no el pediatra, tu vecina o vuestro familiar más cercano (por mucha buena
voluntad que tenga). Es él quien decide cuándo y cuanto comer, antes y después
de iniciarse en la alimentación complementaria, por poner un ejemplo.
Tú y tu pareja sois quienes decidís cómo
criáis a vuestros hijos
. Cada familia encuentra su manera, que no es peor
ni mejor que la de otras familias, sino simplemente la suya.
Quiero
añadir que si, por desgracia, ha habido
violencia obstétrica, no se han respetado tus decisiones, no se te ha informado
correctamente o cualquier otro
motivo
que vulnere tus derechos o el de tus hijos, reclama
. Es la manera de dejar
constancia de lo sucedido y hacerles ver cómo son las cosas, para que eso no
vuelva a suceder. No sería la primera vez que abren un expediente
disciplinario. No se trata de estar en contra de los sanitarios, sino reclamar
cuando es necesario. Por suerte las cosas van cambiado, y existen grandes
profesionales.
¿Has sentido en alguna ocasión que tus derechos o los de tu hijo no han sido respetados?
Si
necesitas informarte acerca de cualquier tema relacionado con tu embarazo, tu
parto, la manera más fácil de atender las demandas de tu bebé, si te surgen
dudas en torno a vuestra lactancia o cualquier otro tema relacionado con la
crianza de tu hijo, no dudes en contactar conmigo en info@soniandoduendes.com. Si
lo que necesitas es una asesoría,
ya sea online o a domicilio puedes ponerte en contacto conmigo en el ese mismo
mail.
  
Si la información te ha resultado útil te invito a seguirme
en facebook y
a darte de alta en el boletín,
para que puedas estar al tanto de mis artículos, y también de mis talleres,
sorteos, novedades y ofertas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Contenido Protegido

Comparte en tu redes sociales

0

Tu carrito