Tras leer “Dormir sin lágrimas”, me decidí a leer este otro libro de Rosa Jové. Me ha gustado más de lo que esperaba, y estoy deseando asistir a la conferencia que dará el próximo día 28 de mayo, organizada por la asociación Besos y Brazos. El título de la ponencia es el mismo que el de su libro, “La Crianza Feliz”. Trata todos los temas sobre crianza de niñ@s de cero a seis años, de hecho ya el título nos dice “cómo cuidar y entender a tu hijo de 0 a 6 años”. Para mi eso es lo más importante, entender todas las etapas por las que pasan nuestr@s hij@s y verlas como normales y no como una patología. Se trata por tanto de acompañarles, entenderles, comprenderles y sobre todo, Rosa Jové hace incapié, respetarles. Porque cada niño es diferente, tiene sus propias necesidades y ritmos, y necesita transitar una serie de etapas, más o menos difíciles, para su maduración. Nos habla de todo un poco, de la alimentación complementaria, del chupete, del pañal, el sueño, el sexo en l@s niñ@s, las rabietas, los celos, etc. Y para ello tiene en cuenta a los padres, profesores, sanitarios y sociedad en general, porque de nosotros depende que tengan una crianza feliz. Según palabras de Rosa Jové: “La crianza feliz es una forma de crianza que tiene en cuenta en todo momento las necesidades del niño –no sólo físicas, sino también emocionales-, entendiendo que estas necesidades deben ser atendidas, de forma que respete al bebé como persona que es. Cuando la familia está en sincronía y convive armoniosamente, sin odios ni temores, hay felicidad. Y cuando eso lo aplicas a la crianza, tendrás una crianza feliz.” Me gustó además la distinción que hace según edades: – De 0 a 6 meses, período del hábitat preservado. Proveerle al bebé de todas sus necesidades como cuando estaba en el útero materno, calor, alimento y contacto. De esta manera le haremos sentir valorado. – De 7 a 24 meses, período del tiempo respetado. Tenemos que respetarles sus ritmos, en la alimentación complementaria, la deambulación, la superación de la angustia de separación y el control de esfínteres. Conseguiremos de esta manera que se sienta considerado y que tenga una sana autoestima. – De 2 a 4 años, período de la comprensión. Es la etapa de las rabietas, hay que tener paciencia y entenderlos aunque no aceptemos lo que hacen. – De 4 a 6 años, período de la distancia emocional asimilable. Muchos niños tienen miedo al enfrentarse por primera vez a una cosa. Conociendo esto es más fácil entenderlos y ayudarlos en la medida de lo posible.
No se me ha olvidado. Tengo pendiente una entrada sobre la conferencia que dio este sábado Carlos González sobre “Alimentación Complementaria a Demanda”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Contenido Protegido

Comparte en tu redes sociales

0

Tu carrito