¿A qué se debe tanta diferencia de criterio entre unos médicos y otros? Todos ellos han estudiado una carrera, pero no todos han seguido formándose y poniéndose al día en los nuevos avances y estudios. Así pasa lo que pasa. El día que me dieron de alta, tras el parto, el ginecólogo me mandó un suplemento de hierro durante toda la lactancia. No es el hierro el tema de esta entrada, así que sólo diré que a no ser que se tenga una anemia no es necesario tomarlo, de hecho lo dejé de tomar y estoy estupendamente. Lo que no me dijo nadie en el hospital, incluido ese ginecólogo, cosa que me parece alarmante, es que lo que si debería tomar durante toda la lactancia es yodo. Carlos González me dio la primera pista en “Un regalo para toda la vida”. A partir de ahí me informé por mi cuenta. El yodo es un elemento químico imprescindible para el buen funcionamiento del tiroides. Juega un papel fundamental en el metabolismo de la mayor parte de las células y en el proceso de crecimiento y desarrollo de todos los órganos, especialmente del cerebro. El ser humano obtiene principalmente el yodo del pescado y las algas, por lo que suele suceder, que por nuestra alimentación, tengamos déficit de éste. El tomar sal yodada ayuda, pero no cubre todas sus necesidades. De hecho hay estudios que demuestran que España está por debajo del consumo mínimo de yodo necesario. Las necesidades del yodo durante el embarazo y la lactancia son bastante mayores, pues no sólo deben cubrir las necesidades de la madre sino también las del feto y el bebé, que se encuentran en pleno crecimiento y desarrollo. Para prevenir lesiones cerebrales y alteraciones en el desarrollo físico y mental del niño durante el embarazo y la lactancia, el Ministerio de Sanidad recomienda, durante este periodo, tomar un suplemento de yodo. La AEP recomienda un suplemento de 200 microgramos de yodo al día para mujeres en periodo de lactancia. Antes de intentar quedarme embarazada empecé a tomar yodo, pues había leído que era bueno tener reservas para el buen desarrollo del feto, especialmente en el primer trimestre. Una vez que me quedé embarazada el médico de cabecera me dijo que tenía que tomar yodo. Pero después de dar a luz parece que ya nadie se acordaba de decirme que lo tenía que seguir tomando. Estoy dando el pecho y tomo yodo, si, pero por mi cuenta. Así que vuelvo a preguntar. ¿Cómo es posible que nadie del personal sanitario que me ha atendido hasta ahora no me lo haya advertido? Resulta lamentable. Os dejo unos enlaces por si queréis ampliar información: Folleto del Ministerio de Sanidad: http://www.msps.es/profesionales/saludPublica/prevPromocion/maternoInfantil/docs/yodoEmbarazo.pdf Asociación Española de Pediatría: http://www.aeped.es/faq/yodo-y-lactancia-materna Buscando información sobre el yodo me encontré con este blog. Os recomiendo que le echéis un vistazo, se trata de un blog muy completo. Resulta que su creadora es la monitora de Multilacta de Móstoles. Cuando me topé con su blog todavía no sabía que nos habíamos conocido en una de sus reuniones, casualidades de la vida: http://maternidaddiferente.blogspot.com/2010/07/quien-pone-el-cascabel-al-gato-o-el.html Otros enlaces: http://www.prematuros.cl/webenero07/Congreso%20EspanolLactanciaMaterna/requerimientosYodo%20Madrelactante.htm http://www.fundacionluisvives.org/upload/21/32/PorsudesarrolloPiensaenelYodo.doc.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Contenido Protegido

Comparte en tu redes sociales

0

Tu carrito